viernes, 8 de febrero de 2013

El primer... descubrimiento



La vida es un camino de continuo descubrimientos. Si vas por la calle mirando el suelo puedes hallar un reloj, una cartera, un anillo… Si miras al cielo puedes encontrarte una estrella, un pájaro o quien sabe, quizás hasta un ovni. Si en lugar de eso te esfuerzas en mirar hacia adelante tal vez descubras una mirada que te derrita, un camino que te guíe o un destino como meta.


Pero somos seres humanos, no estamos destinados solo a eso. Podemos, por ejemplo, mirar hacia atrás y encontrar en el pasado la solución a esos problemas que nunca creímos superar. Podemos mirar a un lado y ver quiénes son las personas que han decidido acompañarnos en nuestro viaje o incluso cerrar los ojos para ver en el fondo de nuestros pensamientos quiénes somos de verdad. Todo es posible. Solo tenemos que estar concienciados de que el día tiene veinticuatro horas con sesenta minutos cada una y en cada uno de ellos, siempre puede haber algo diferente.



Vivimos rodeados de una rutina que alarga sus tentáculos impidiéndonos ser nosotros mismos. Estamos aterrados ante la posibilidad de que algún día cambie o de que no cambie nunca. Ignoramos adrede todas esas pequeñas maravillas que nos suceden a diario que de fijarnos, no harían sonreír. ¿Por qué entonces la humanidad es tan dichosa gozando de su ceguera? Es como si la gente tuviese miedo de experimentar sus propios límites. Como si temiésemos descubrir que somos algo más que personas normales y corrientes con un trabajo y una vida aburrida.


Todos, absolutamente todos, tenemos algún talento. Y no me refiero solo a los escritores. Desde el día en que nacemos hasta el día en que morimos somos únicos. Hay gente buena con los números, otros con las palabras, algunos con las actividades físicas… pero no solo existe eso. Los hay que son buenos escuchando, los que hablan que dan gusto. Los maestros del balón y los carpinteros de éxito. Los que saben consolar e incluso especialistas en hacer daño. Todos tenemos algo que nos hace importantes, de nosotros depende que cada día sea mejor que el anterior o peor. Pero para ello, tenemos que quererlo, estar alerta y descubrir eso que nos hace especiales para sacarle el máximo jugo a la vida.


En cuanto a mí, estoy pensando que tengo talento para los libros de autoayuda. ¿Qué opináis? Je je je je.

3 comentarios:

  1. Es un gran consejo y sí que servirias para libros de autoayuda pero dedicate a lo que más te gusta que es lo que te hace feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si de verdad crees, que lo tuyo, son los libros de auto ayuda,¡" SÍGUENOS". . . ! En nuestro blog o mejor aun "COLABORA" con nosotros;
      Por cierto. . . He de reconocer que no lo haces nada mal,incluso te diría mas. . . Creemos. . . Que lo haces Bastante BIEN; ¡Que no se te suba a la cabeza,! Es solo, nuestra. . . ¡ Tal vez!, pobre opinión.
      Para nosotros, tus escritos se dejan leer fácilmente, opinamos, que tampoco lo harías nada mal, si te decidieses en ponerte a."Colaborar con nosotros;" Bien en la ayuda hacia los demás, a veces solo hay que escucharlos, otras veces,la mayoría,darles tu modesta opinión, sobre tal o cual problema o historia que nuestros seguidores te expongan, incluso, si lo deseas, alguna vez, cuando te apetezca escribir, hacerlo con algo para nuestros seguidores, y ahora " SI ", que nos despedimos de "Vos. . ."
      Nos despedimos de ti,con un "Asta SIEMPRE. . . " Pues esperamos que a partir de hoy, seas "Ya", nuestro Nuevo Amigo y seguidor de nuestro blog: www.elrincondedonsrtxema.webnode.com.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por el ofrecimiento, no dudes que pasaré por tu página para echarle un buen ojo y ver como participar.

      Eliminar

 
Diseño: Oloblogger