sábado, 21 de marzo de 2015

Escuela de supervillanos

Queridos estudiantes, ser malos no es algo fácil. Ser un villano no es un trabajo que pueda hacer cualquiera. Hace falta estómago para ello; corazón. Porque no hay nada más sencillo en este mundo que dejarse llevar por el lado bondadoso del ser humano ¿quién no entraría en un edificio en llamas ante los lloros de un niño en la ventana? ¿Quién no subiría a un árbol para salvar al gatito de la vecina del quinto? Sí, esa, la que tiene el cuerpo de infarto.


Vamos, cualquiera. Todos sueñan con ser héroes. Es muy sencillo. Solo tienes que hacer caso a tu conciencia antes de tomar cualquier decisión. ¿Edificio en llamas? Entra… ¿Gatito en árbol? Sube… ¿Semáforo en rojo? Paras… ¿Qué tocan elecciones? Votas… Ser un héroe es sencillo.

 
Diseño: Oloblogger