miércoles, 31 de julio de 2013

Diario de una fantasía

Buscando en el baúl de los recuerdos, encontré la caja de Pandora y rebusqué en su interior partes de mi pasado. Entre muchos escritos viejos, cartas olvidadas y relatos que nunca acabé, estaba esta pequeña joya. De todos mis relatos cortos, este fue el primero que envié por la red para ganar una pequeña apuesta. Hace ya mucho de aquello, aun así no he querido retocarlo para que no pierda la esencia de lo que en antaño fui. Desde ya os informo que no es una lectura apta para menores, al resto... espero que la disfrutéis y me deis vuestra opinión.


No recuerdo cuando ocurrió todo esto, hace unas horas, unos días, tal vez incluso unos años. Puede que ni siquiera haya ocurrido de verdad por que a veces, mientras le miro, pienso que todo esto es parte de un sueño. Que nada puede ser tan perfecto. Pero no quiero complicarte querido diario, déjame que empiece desde el principio, déjame contarte los secretos que turban mis noches y pueblan mis fantasías.


Él y yo éramos amigos desde hace tiempo e ignoro el tiempo que pase en su compañía aquella noche. Las horas pasaban lentamente sentada en el banco mientras me dejaba hechizar por su persona. Su voz, suave y segura, era una de esas voces que te deleitan, de esas que puedes escuchar hasta que el sol de la mañana te encuentre con una sonrisa. Mientras sus palabras bailaban en mis oídos me fijé en sus manos, manos amplias, fuertes y robustas, con unos dedos largos y agraciados. Un escalofrío recorrió mi cuerpo imaginando como sería sentirlas pasar por mi piel.

jueves, 25 de julio de 2013

Caminando con dragones

Cuantas noches en el silencio de la oscuridad he gritado un nombre que jamás he oído. Cuantas he suplicado por algo distinto, de lo que este planeta es capaz de dar. Cuantas veces me he limitado a refugiarme en mis fantasías, intentado encontrar algo remotamente parecido a lo que leí en los libros.


Supongo que esa es la razón de que me criase rodeado de dragones, hadas y princesas. De que una parte en mi interior, aun guarde espacio para que habite la magia. La deseo, la necesito, la busco y la doy, con la misma facilidad con la que la encuentro.


No dudo que la vida esté llena de personas como yo, gente que anhela en su rutina una parte de amistad, amor, magia, compañerismo, desenfreno, imaginación, aventura, deseo, erotismo y tantas otras cosas que solo conocemos cuando dormimos. Quién sabe si algún día tendremos el valor de tomarnos la libertad para coger nuestros sueños y crear algo con ellos. Un mundo nuevo. Una forma diferente de vivir en el que se respeten pensamientos y opiniones. Un lugar con la suficiente madurez, que permita saber lo que es justo y actuar en consecuencia. Un sitio en el que los actos hablen de cómo somos y no tan solo de lo que queremos.

miércoles, 17 de julio de 2013

Por si acaso...


Como puse la semana pasada en mi facebook, por motivos personales estaré ausente hasta el próximo miércoles. Así que deseadme suerte en mis pequeñas vacaciones y hasta la semana que viene. Estoy impaciente por veros a todos de nuevo.

miércoles, 10 de julio de 2013

Pasos para escribir una novela.

Hoy me levanté un poquito vago, falto de inspiración y sin ganas de trabajar. Se acerca una tormenta tropical que posiblemente me deje sin luz y me tiene el ánimo por los suelos.


Ni borracho hablo del tiempo, eso seguro. Tampoco estoy por la labor de ponerme con un momento flash, ni un pensamiento filosófico. Así que lo único que queda, es la sección para el escritor nobel. ¿Qué os parece si cuento lo que hay que hacer para escribir una novela?



Paso uno: Trabajo en bruto.

miércoles, 3 de julio de 2013

Mi momento...


Cuando las lagrimas ya no son suficientes para expresar el dolor que atenaza un corazón. Cuando el tiempo es incapaz de sanar las heridas que halla en un alma destrozada y nuestros pasos nos adentran por terrenos inexplorados por encima del cielo. ¿Acaso no es mejor desear algo mayor que el más grande sueño jamás tenido que hundirse en las profundidades de la tristeza?


Vagando por el mundo sin paz ni descanso, he llegado a maldecir el instante en que la locura se apropio de mi vida y me obligó a enfrentarme a tientas a los monstruos que moran en mi interior. Es así como durante años, me mantuve en pie por el mero hecho de continuar entre esos sueños que me matan y ansió, esas fantasías que tiñen de rosa mi realidad.

 
Diseño: Oloblogger