miércoles, 14 de agosto de 2013

Lo que siempre quisiste del deporte

Hoy me he levantado, he corrido y ahora... mataría por una hamburguesa con queso, mostaza y kétchup en cantidades industriales. Si, esa es la verdad. Quiero sustituir el ejercicio y una dieta sana por calorías en exceso y una alimentación más sabrosa y perjudicial. ¿Qué me quiero comer tres hamburguesas en el Burger de la esquina? Pues me las como. Pero entonces ¿Para qué corro?


Yo os lo diré. Paso de la típica excusa "Quiero sentirme bien" "Me gusta estar en forma" "De mayor el cuerpo lo agradecerá" Son todas unas burdas mentiras que nos repetimos para no sentirnos hipócritas con la verdad... Odiamos a Mario Casas. Si, todos los que le conocemos le aborrecemos. Voy a fundar un club del odio en el que juguemos a los dardos con su foto.


Entendedlo, es quitarse la camiseta en una película y hasta la vecina de arriba, que ni siquiera ve la misma película, suelta "Dios, que bueno está" que te quedas con una cara de bobo increíble. ¿Es que no se da cuenta de que la estoy oyendo y llevo cinco años enamorado de ella?



Nos quejamos a todas horas cuando en la tele vemos al Mario Casas de turno luciendo abdominales, alegando que en la vida real no existen los chicos así. Sintiéndonos un pelín celosos cuando vemos a las chicas babear en el cine y nosotros al ponernos frente a un espejo deseamos ser invisibles. Lo odiamos, es cierto repetid conmigo LO ODIAMOS.


Si, pero no lo bastante como para aparcar ese odio a un lado y permitirnos salir a correr cuarenta y cinco minutos cada día. Ni siquiera tanto como para hacer unas tristes abdominales o unas pocas flexiones. Le odiamos porque es más fácil eso, que perder nuestro tiempo en ponernos en forma y dejar el cómodo sofá por la cansada calle.


Es por eso que yo corro, me considero buena persona y no me gusta que nadie me caiga mal por el mero hecho de esforzarse en algo que yo podría hacer y que sin embargo no hago por pereza. Después de todo, en el fondo me gusta sentirme bien, estar en forma es bueno porque de mayor el cuerpo lo agradecerá y cuando me vea la vecina de arriba te soltará... "Dios pero que bueno está Mario casas, aunque tú tampoco estás mal".

2 comentarios:

  1. Jaja .. pues , eso nos pasa quizás algunas veces a todos , no solamente con alguien que esté "dibujado a mano" .. pero sabes? , lo que al final realmente importa es lo que está bajo todo eso, y no lo digo para q suene bonito , para nada , pero el sólo pensar en estar con alguien tan perfecto fisicamente, te da para ponerte a cuestionar en todo lo que vendría junto con eso .. Las mujeres , en este caso, somos lo bastante inteligentes como para saber elegir al indicado , alguien terrenal, ese alguien que disfrute el pasar a comprar un par de hamburguesas después de correr un par de kilometros, ese que esté dispuesto a soportar un par de kilitos de más y que aún así nos siga diciendo lo bonitas que estamos .. Es un pequeño ejemplo, pero para que veas que no todo entra por la vista :)

    ResponderEliminar
  2. pues q kieres q te diga...a mi no me gusta mario casas ni me parece q este tan bueno como dicen. si q tiene una buena tableta pero seguro q el mata x comerse la hamburguesa....pero a el no le dejan. opino como pao. mejor un chico q corra y se coma la hamburguesa q no uno mazao y muerto de hambre.queremos y nos gustan los chicos reales...no los marios casas q son 4 y estan pillados, muy bueno el relato!!!!!!!!

    ResponderEliminar

 
Diseño: Oloblogger