miércoles, 24 de abril de 2013

Feliz como una lombriz



Hoy no voy a hablaros de filosofía, ni pondré ejemplos sobre relatos o consejos para empezar a escribir. En este momento solo tengo ganas de bailar. Por fin terminé uno de los proyectos que tenía en "pendientes" y de nuevo vuelvo a enzarzarme en la lucha personal contra mi trilogía.


Aún así, quiero aprovechar este día para aclarar una cosa y resolver la cuestión que me llegó por correo de Carmen (Saludos desde mi rincón del planeta). Lo primero es que aunque algunas veces respondo a los correos de manera personal, cuando se me envíen preguntas específicas las publicaré para ayudar a aquellos que tienen el mismo tipo de dudas. (De hecho aprovecho para meter más información y que sea lo más completo posible).


El malo maloso:



De todos es sabido que no hay héroe sin un rival a su altura. Harry Potter y Voldemort, Supermán y Lex Luthor intentando hacer de las suyas y ni que decir de Sherlock Holmes sin su Moriarty. Lo más importante para que una novela resulte interesante es que el protagonista tenga que superarse continuamente. Normalmente, ayudado por su enemigo.

Imaginaos por un momento que voy a escribir sobre un superheroe con fuerza, inteligencia, velocidad, que se pueda hacer invisible, lea la mente y los viernes a la noche al salir de fiesta se empeñe en pagar todas las copas. Las balas le rebotan, las mujeres le adoran y los políticos no hacen más que ponerle medallas. ¿Cuanto tiempo tardaremos en cansarnos de leer sobre las distintas maneras en que se puede machacar a un ladrón cualquiera?

Le llega la información de que uno de los más peligrosos asesinos del mundo está formando una banda para dominar su ciudad. Son más de cien hombres y él no tiene miedo. De hecho, está impaciente. Al final, solo tiene que entrar en untugurio, leer la mente a los que están allí. Entrar por la puerta del escondite y... salir cuando llega la policía por que los ha vencido a puñetazo limpio.


¿Y ese es el más peligroso de los asesinos? ¿Donde está la emoción? ¿Por qué es un héroe? no se arriesga en nada, de momento solo es alguien normal haciendo lo correcto con unos dones que no tenemos las demás personas. Sinceramente es aburrido. ¿Como cambiarlo? Creando problemas

Nick no era el más fuerte de los hombres que había reclutado el asesino, pero si que era de los más cabezotas. A pesar de que no tenía ninguna oportunidad, no podía quedarse en el suelo quejándose como el resto de sus compañeros. Él no era como esos lloricas lastimosos que se habían rendido a la primera de cambio.

Con toda la agilidad de la que disponía, saltó sobre el desprevenido superheroe de pacotilla con los puños desnudos. Ni siquiera fue consciente del momento en que el puño de su enemigo se adentró en sus tripas deteniendo el ataque a la par que le quitaba la vida.


Desde aquí, el libro podría tener diversas opciones.

  • ¿Alguien lo vio y transforma al héroe en asesino para la sociedad? Incluso podía transformarse en un libro que tratase sobre abogados defendiéndole en el único lugar donde no es invencible. El tribunal.;
  • El protagonista se da cuenta de lo que ha hecho e intenta curarle usando su propia sangre (es el único que puede hacerse daño). Su sangre es curativa, lo que no sabe es que además dota a su enemigo de sus mismos poderes.
  • Intenta ocultar lo que ha pasado mientras una oleada de autodestrucción se va apoderando de él.

Hay muchas más variables que pueden dotar a nuestra novela de distintas aventuras. Tan solo tenemos que intentar recordar que el lector quiere ver crecer la historia, no limitarse a observar como alguien reparte a diestro y siniestro puñetazos.

P.D. Al final creo que lo meteré en consejos del escritor novel. ¿Veis lo que pasa cuando dais conversación? Me enrollo como las persianas je je je je.

3 comentarios:

  1. me quedo con la segunda opcion, da mas juego, pero como siempre muy buena historia

    ResponderEliminar
  2. Pd: una pena que puedas dedicar solo un día a la semana a escribir en tu blog, siempre me quedo con ganas de leer algo mas :)

    ResponderEliminar
  3. Ja ja ja ja ja Te prometo que en cuanto pueda le dedico más tiempo peeeerooooo eso será en un futuro lejano. De todas formas muchas gracias por tu interés. Siempre es un placer.

    ResponderEliminar

 
Diseño: Oloblogger